jueves, 24 de noviembre de 2016

La luna en agosto (Capítulo II)





-II-
Alicia se despertó temprano pero se quedó remoloneando durante un buen rato antes de levantarse. Todavía se encontraba muy cansada ya que su sueño había sido poco reparador. Cuando al fin consiguió abrir los ojos se encontró en un espacio bastante agradable. La habitación era pequeña pero con la luz del nuevo día se veía coqueta y acogedora, a pesar de su aire sencillo y rústico, y la desagradable impresión percibida la víspera quedó desvanecida por completo.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Nuevas presentaciones de Playa de Ákaba


Estamos en el penúltimo mes del años, pero Editorial Playa de Ákaba continúa con su actividad frenética (y yo también con ella). Esta semana os traigo presentaciones de nuevos libros. 
El jueves 24 de noviembre a las 19:00 en la biblioteca municipal Eugenio Trías de Madrid se presentarán El oasis de los miedos (antóloga Rosa de Mena) y Personajes de novela (antóloga Belén Rodríguez Patiño).

Al día siguiente,  en la Universidad Carlos III de Madrid, en el campus de Getafe, a las 19:30 de la tarde tendrá lugar la presentación de Escúchame no me silencies (antólogo Elías López de la Nieta).

Yo participo en estos proyectos con tres relatos y aunque no podré asistir a las presentaciones deseo a mis compañeros un gran éxito.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Rosabella




Rosabella era una mujer entrada en años. Enjuta y marchita desde siempre, sin un atisbo de belleza, aunque fuera pasada, como si nunca hubiera disfrutado de juventud. Vivía sola en un humilde piso del extrarradio, de esos que aún quedan de renta antigua, y apenas se relacionaba con alguna  vecina porque no se le conocían amigas ni ningún otro tipo de relaciones personales.

Hacía muchos años que enviudó, cosa que no le hubiera importado demasiado de no quedar mermados sus ingresos al pasar a la condición de pensionista, porque lo cierto es que nunca amó a su difunto marido. Se casó obligada por sus padres con el primer pretendiente que se le presentó, ya que dada su fealdad y carencia de simpatía no quisieron desaprovechar la ocasión, temiendo que no le volviera a surgir ninguna otra.

Nunca llegaron a tener hijos, lo cual fue una bendición para esos retoños no nacidos, ya que su falta de instinto maternal quedó bien patente las pocas ocasiones en que recibió alguna visita infantil. Sin embargo, el hecho de no tener familia propia había sido un motivo de oprobio para su marido y siempre lo consideró como un fracaso personal. Pero se resignó a ello cuando vio que los años pasaban y el hijo deseado se negaba a llegar. «¡Estará de Dios!», se decía resignado.

A pesar de la aversión que Rosa siempre tuvo hacia él, lo cierto es que siempre se comportó como un buen marido. La amó discretamente, aunque sin demasiados alardes de pasión y siempre la respetó, sin reparar demasiado en el trato vejatorio que ella con frecuencia le propinaba. 

Sin embargo, con el pasar de los años, Rosabella fue olvidando lo mucho que lo despreció en vida. Comenzó a sentir una extraña añoranza por él y el deseo de que se reunieran en la otra vida. De este modo, una noche se durmió, tras abrir la espita del gas, con la intención de no volver a despertar, para poder reencontrarse con él. «Es la única persona a la que le he importado», se dijo con una gran dosis de lucidez y realismo la víspera, antes de acostarse. 

No obstante, su deseo se cumplió tan sólo de manera parcial. Es cierto que no volvió a despertar jamás, pero tampoco encontró nunca a su añorado esposo, ya que este, en cuanto comprendió que la fallecida deseaba reunirse de nuevo con él, se las arregló para reencarnarse en una nueva vida en la que ella no tuviera  cabida alguna.

 

domingo, 6 de noviembre de 2016

La luna en agosto en Cyclon'16


Hoy quiero hablaros de de Cyclon 16, un festival literario de Castilla-León con presencia de los géneros fantástico,  ciencia-ficción, o de terror.
Se celebrará los días 12 y 13 de noviembre en las instalaciones de la Feria de Valladolid (Avda. Ramón Pradera, 3 - 47009 Valladolid).
Asistiran numerosas librerías, asociaciones y escritores de dichos géneros narrativos. 
Mi novela La luna en agosto  estará en el stand de la Sociedad Coooperativa de Escritores independientes (@EDICIONES PROUST) y de la Asociación Internacional de Escritores Independientes (@AIE_INDIES).

Aunque no se ajusta demasiado a ninguno de los géneros del festival, ya que cómo sabéis es de temática romántica, no he querido perderme esta oportunidad. 

Por si alguien no puede ir y aún así desea conseguirla en papel puede hacerlo pichando aquí.  Y eso no es todo. No quiero marcharme sin presantaros el nuevo Club de la lectura, si es que todavía no lo conoceis. No os lo perdais, ya que si compráis los libros del catálogo podéis optar a muchos premios.



 

martes, 1 de noviembre de 2016

Tanta paz




Nunca había contemplado tanta paz en su rostro
cómo en aquel momento en que nos dio su adiós.
Se fue silencioso, como una apacible tarde de verano
dando su bienvenida a la gris penumbra;
como una hoja al caer en otoño
mecida con dulzura por la suave brisa;
como un niño sigiloso cometiendo su travesura,
escabulléndose para no ser descubierto;
como el sueño apacible de un bebé recién comido,
feliz y satisfecho al arrullo de su madre.
Las sombras penetraron en la alcoba
con la cautela de un ladrón de guante blanco,
como un tigre al acecho de su presa y él…
él cayó en brazos de la negra noche de la muerte.