domingo, 7 de agosto de 2016

Como piedras




Caminos.
Amanece.
En qué desembocadura estamos.
Muchos claveles juntos
no hacen la primavera,
simplemente tu compañía.
¡Amarnos con lluvia!
Nos cae el agua y luego
rueda por la tierra,
errante hasta el río.
Y tú y yo aún separados, confundidos,
solos, como piedras.
Nos arrastra el agua,
nos junta: nosotros.¡Qué beso!
Adiós soledad.
Te vas en los trenes
en los que ya no viajaremos más.
Este poema es un pequeño experimento y me gustaría que comentárais qué os sugiere. Podéis dejarme vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario